El Blog de Villmor

El Forau de Aiguallut en Benasque

El Forau de Aiguallut
La visita a Aiguallut permite disfrutar de uno de los fenómenos kársticos de mayor relevancia del Pirineo. Una estruendosa cascada de aguas cristalinas se precipita en un enorme sumidero enclavado en un idílico paraje rodeado de bucólicas praderas.

El sendero comienza en el aparcamiento del Vado del Hospital y a los pocos minutos se llega a las proximidades del Hospital de Benasque, donde se coge un sendero a su izquierda que se llama Camí dels Aranesos, que ya era utilizado desde tiempos ancestrales por las gentes del lugar, y que comunica el Valle de Benasque con el vecino Valle de Arán (en verano existe un autobús que lleva hasta el aparcamiento de La Besurta -situado 3 km valle arriba a una cota de 1900 m, y que es el lugar donde muere la carretera que recorre el valle-, pero esto privaría de visitar zonas realmente bonitas e interesantes).

Se sigue este camino y se llega al Plan d’Estan, que se recorre hasta el final, pasando por la cabaña del Plan d’Estan y subiendo hasta la Besurta. El Plan d´Están es una buena zona para observar marmotas, o al menos para oír sus característicos y agudos silbidos.

Unos 10 minutos después de dejar atrás la Besurta se alcanza el cruce con la senda que sube por la derecha al refugio de la Renclusa, por lo que hay que estar atento de tomar la dirección correcta, ya que nuestro sendero sigue por el camino de la izquierda que nos conducirá directamente al mirador sobre el Forau de Aigualluts, un sumidero endokárstico que a modo de embudo y posterior canal subterráneo natural, recoge las aguas que vienen del salto, para posteriormente salir por el Valle de Arán.

El camino rebasa el Salto d´Aiguallut que queda a tu derecha, y continúa ascendiendo hasta finalmente llegar al Plan d´Aiguallut. Se trata de una pradera idílica y  enorme por la que serpentea el cauce formado por la aguas de la fusión de los glaciares del Macizo de la Maladeta. La llanura se formó por la colmatación de un lago glaciar y está rodeada por un entorno insuperable. 

Frente a nosotros, hacia la derecha, se ve claramente la cima del Aneto y lo que queda de su glaciar, y con atención puede verse a lo lejos el acúmulo de tierra y piedras de forma prismática, que conformaban la morrena lateral del glaciar (arista nordeste), lo que nos da una idea de sus dimensiones en los tiempos relativamente recientes de la Pequeña Edad del Hielo (siglos XIII a XIX). 

El glaciar del Aneto es uno de los mayores que se conservan en España y pertenece al conjunto declarado como Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos.

Compartir esta entrada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Otros post relacionados

Cima del Aneto
Visitas obligadas

El Pico Aneto

Rey de reyes situado en el macizo de los Montes Malditos (Maladeta), el Aneto, con sus 3.404m de altitud, se corona como el pico más alto de los Pirineos. Su ascensión no dejará indiferente a nadie por su gran glaciar y su famoso y temido paso de Mahoma, pero además las leyendas que lo envuelven harán las delicias de todo aquel que quiera escuchar increíbles historias.

Leer Más >>
El Forau de Aiguallut
Visitas obligadas

El Forau de Aiguallut en Benasque

La visita a Aiguallut permite disfrutar de uno de los fenómenos kársticos de mayor relevancia del Pirineo. Una estruendosa cascada de aguas cristalinas se precipita en un enorme sumidero enclavado en un idílico paraje rodeado de bucólicas praderas.

Leer Más >>

Buscar

Síguenos en Facebook

Entradas recientes

Volver a Arriba